El hombre que abandona un sistema por defender su libertad, es digno de respeto.

Image for post
Image for post

El miedo al cambio es lo que paraliza el desarrollo del individuo y el de la sociedad, el falso confort y el dinero obtenido sin poder cubrir con él todas la necesidades elementales incluyendo los servicios públicos, se convierten en un simple autoengaño. Las ideologías lo único que logran es crear esclavos a beneficio de unos pocos, cuando el hombre necesita de la aprobación del otro para poder dar un paso hacia adelante para obtener el desarrollo personal, es un simple peón que lo único que hace es defender el bienestar de su superior.

Éxodos, migraciones y huidas se han visto a través de los tiempos en sociedades que lo único que buscan es escapar de un sistema que oprime, humilla y pauperiza. Es por eso que no se pude juzgar a quien sale a voluntad propio de un sistema que lo reprime.

Adiós a un sistema. Esta es la decisión que toma un ciudadano cuando ya no se ve identificado o complacido con las decisiones asumidas por la ideología o sistema que había decidió seguir y obedecer. Unos de los sistemas más corruptos y miserables que existen, es el sistema socialista, el cual termina de llevar a sus seguidores a un comunismo donde la igualdad que se logra es la miseria y en la destrucción física y cultural.

Todo hombre es libre de seguir o defender un sistema, pero al mismo tiempo debe tener la libertad de poder abandonar dicho sistema cuando se sienta asfixiado y esclavizado por él. En estos tiempos de modernización y tecnología la forma de esclavizar a un individuo también ha cambiado y, es por eso que vemos en regímenes tiránicos como por medio de un carnet logran controlar la conciencia y la dignidad del ciudadano.

Adiós a un sistema. Esta debe ser la reacción de todo hombre que ame su libertad y que no permite que su vida se vea coaccionada o controlada por individuos que por tener un poco de poder otorgado el mismo, termine arrodillado a un sistema hambreador y torturador como lo es el socialismo del siglo XXI.

La libertad no tiene sistema que la controle, ella es la que debe controlar el sistema que decide defender para su propia protección, la libertad no pude ser controlada por un carnet o por dádivas cuando el ciudadano es el que debe mandar sobre el sistema que decide elegir para que le facilite la vida.

¿Será posible que el hombre termine esclavo de instituciones o de entes internacionales que lo único que hacen, es cuidar los intereses de sus miembros.? No se puede seguir permitiendo que los empleados públicos desde el presidente hasta del que barre las calles… Estos a los que su sueldo sale del trabajo del ciudadano, terminen haciendo lo que les sale de su enfermizo capricho.

Todo sistema tiene su principio y su final y bien lo decía Pericles de Atenas defensor de la sociedad abierta ( alrededor del año 430 a. C. ) “ Si bien sólo unos pocos son capaces de dar origen a una política, todos nosotros somos capaces de juzgarla.”

Hay que ponerle fin a sistemas donde su poder se basa en la manipulación del hambre del ciudadano para obtener de ellos dependencia y obediencia hacia el tirano. Quiero recordarle a cada ciudadano que vive bajo un sistema socialista — comunista que hay tres clases sociales en dicho sistema, las cuales se clasifican así. Primera ; Capitalismo en la cúpula del poder. Segunda; socialismo en la industria y tercera ; comunismo en el ciudadano de a pie.

¿Seguirá el hombre aceptando ser pisoteado por tiranos que dicen luchar por la máxima felicidad posible para los ciudadanos, cuando lo que hacen el tener al ciudadano en la máxima miseria posible para poderlos controlar.?

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store