“El hombre que desconoce su poder, hasta el gato lo domina”.

Image for post
Image for post

Dentro de las calle frías de la bella Bogotá se ven pasar los autobuses llenos de gente con sus diferentes pensamientos, propósitos y proyectos, algo normal en una sociedad libre y competitiva con una economía que le permite crecer y triunfar.

Hace días vi a “Bolívar en el transmilenio” en las manos de unos jóvenes venezolanos que para ganarse la vida, ofrecen la moneda (Billetes) de su país como recuerdo a cambio de unos pocos pesos que le servirán para poder calmar el hambre.

Esa es una escena que se repite a diario por todas las calles y ciudades de Colombia, mostrando la tragedia por la que están pasando los hermanos venezolanos por culpa de un régimen criminal e indolente, el cual no le importa las necesidades por la que están pasando sus conciudadanos, un régimen que el poder lo llena cada día más de odio y rencor.

Pesar da ver, como una de las monedas más fuertes de América Latina hoy en día es un reflejo del fracaso y la miseria por la que está pasando un país por culpa de un proyecto ambicioso y esclavista como es el socialismo del siglo XXI.

El 10 de diciembre del 2017 los venezolanos demostraron una vez más de qué lado está el poder, dejando al desnudo la fuerza que dice tener el régimen y los que se hacen pasar por opositores a favor de la libertad, esa gran abstención que se observó en las elecciones para alcaldes si la supieran capitalizar los venezolanos y se pusieran de acuerdo en demostrar su fuerza, de seguro bolívar no estuviera montado en un transmilenio en tierra ajena.

¿Qué hay que esperar más, para que los venezolanos de buena voluntad reaccionen ante el desfalco y la miseria en lo que los tiene metido el régimen y sus compinches de la MUD? ¿Cómo es posible que familias enteres hoy estén separadas por ideologías o por una situación economía mal fundada que su único propósito es doblegar a los ciudadanos? Los venezolanos deben de saber que la riqueza de un país no está en su subsuelo, sino en su capital humano, capital que una falsa revolución logro meter dentro de las alcantarillas del populismo y el facilismo.

No se puede pensar en pasar unas navidades alegres cuando Bolívar se pasea en busca de comida en tierras lejanas de su terruño, pensando en sus hermanos, padres, hijos y demás familiares que ven cada año más lejos la libertad.

Se puede ser un Quijote y recorrer tierras lejanas pero por placer o en busca de fortunas, pero no para huir de un régimen opresor. Miguel de Cervantes lo aclaraba cuando don Quijote hablaba con Sancho; “La libertad, Sancho, es uno de los más precioso dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida.”

La libertad no puede ser otra cosa sino el único deseo que puede tener un hombre para ser feliz, es hora que los venezolanos rampa las cadenas de su magnífico himno y vuelva a tener tranquilidad y bienestar.

“Todo es posible cuando existe el deseo de la libertad , ella siempre nos llevará por el camino del éxito”.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store