Luis F. Córdoba R.

Sep 19, 2021

3 min read

CIUDADANOS DE PRIMERA Y DE SEGUNDA

“El hombre siempre ha permitido que lo manipulen y lo denigren“

La humanidad ha luchado por siglos por la igualdad entre los hombres, poco a poco está inalcanzable meta ha logrado disminuir distancia en ciertos puntos.

Los hombres y las mujeres ya tienen la igualdad de poder estudiar, trabajar y votar, esto ha hecho que la brecha económica dentro de la sociedad disminuya considerablemente.

Hoy vemos mujeres exitosas en el campo empresarial, político, científico, tecnológico y profesional igualando al hombre en talento, ingenio y creatividad.

Pero los gobernantes han buscado siempre la forma de dividir a la sociedad en busca de algunos beneficios, bien sean políticos o económicos, manipulando a la población por medio del miedo y las promesas.

La humanidad entró en un círculo vicioso creado por un virus que ha sido bien administrado por farmacéuticas y gobiernos.

Este virus que los medios, gobiernos y laboratorios lo convirtieron en pandemia, logró arrinconar a la población detrás de una mascarilla y una paranoia al miedo por la muerte.

Los gobiernos han dicho que la vacuna que previene ese tal virus, no es obligatoria y que será suministrada de una forma gratuita… ¡Gratis ni el aire!.

Lo cierto es que ya existen nuevos requisitos para los que están vacunados y para los que respetan más su cuerpo que una posición económica. Pero esto queda sólo en palabras ya que muchos han tenido que vacunarse por motivos laborales ; ¡Pero no es obligatorio!.

Este famoso virus y los gobiernos convirtieron a los ciudadanos de primera y de segunda, de nuevo, adiós igualdad.

Es muy lamentable que esta vacuna la que dicen no ser obligatoria, colocó al ciudadano vacunado en un ciudadano de primera, el cual puede viajar, trabajar, pasear y visitar, esto gracias al cumplimiento de aplicarse dicha vacuna.

El ciudadano de segunda el cual no quiere o no quiso aplicarse la vacuna “Gratis” la que no es obligatoria, no podrá viajar, visitar algunos establecimientos, ni aspirar a un empleo por no formar parte del negocio entre farmacéuticas y gobiernos.

Ciudadanos de primera y de segunda… Ya no es el dinero el que los clasifica de esta manera, los clasifica un líquido que los protegerá de un no sé qué, que se tendrá que reforzar muy a menudo para que el negocios de los políticos no se acabe.

Dentro de esta clasificación entra la palabra “obligatoria” disfrazada en previsión para que un sector de la población deje de ser de segunda para pasar de primera.

Muchos han tenido que vacunarse contra su voluntad por motivos laborales, permitiendo que el sistema inunde su cuerpo, una invasión donde nadie va a responder por los efectos secundarios que esto pueda ocasionar.

¿En qué terminará esta locura, cuál será su finalidad, quien dirá la verdad y hasta cuando el miedo manipulara a la población?

En el libro “La virtud del egoísmo” de la filósofa Ayn Rand, ella decía “Ningún hombre puede tener el derecho de imponer a otro hombre una obligación no escogida, un deber no recompensado o un servicio involuntario”.

“ ¿Tendremos qué seguir siendo conejillos de indias, para los experimentos sociales que se les antojan a los gobiernos u organizaciones mundiales”

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.