“El hombre que desea ser libre, debe dejar de ser congruente con su pasado”.

Image for post
Image for post

Las ovejas desde la antigüedad han sido el sustento de los pastores quienes las alimentan y las cuidan para luego ser sacrificadas, vendidas o mutiladas con un sólo propósito, el mantener a los pastores económicamente bien y con el poder sobre sus rebaños.

De este tipo de pastores no se ha librado la humanidad, el hombre se ha convertido en una mercancía, en el trompo de poner y en un ser útil para los caprichos de sus gobernantes, los sistemas económicos como las organizaciones políticas y religiosas necesitan urgentemente de sus ovejas pusilánimes para poder ejercer cualquier tipo de poder, sin las ovejas obedientes no pudiera existir ninguna organización que este dominada por un caudillo, tirano, monje, papa o ladrón.

Para que una sociedad, organización o doctrina funcione debe tener un guía, una persona que asuma el poder, que lleve o dirija a buen puerto las ideas, las metas o proyectos que les fueron encomendados. Pero para lograr encontrar la persona idónea que lleve a buen termino el destino de una sociedad, se hace uso de la famosa democracia, democracia que termina obviado la libertad individual del individuo y si es socialistas también acaba con la propiedad privada de las ovejas que algún día fueron dueñas de la pradera.

El líder y el bufón … Estos dos personajes tienen un objetivo muy similar que es el de controlar las masas, pero cada uno lo hace de manera muy diferente, aunque algunos líderes se vuelven bufones y algunos bufones se creen líderes.

El líder es una persona que su principal objetivo es dirigir el destino de cierta cantidad de personas que están bajo su poder, es por eso que no esta permitido que el líder se equivoque, es cierto que errar es de humanos, pero en el caso del líder no, ya que detrás de sus errores hay decenas o miles de personas que se verán afectadas por sus malas decisiones. Un verdadero líder debe asumir completamente la responsabilidad del proyecto que tomo, debe ejecutarlo con ética sin mirar al compinche o al enemigo ya que su fin es uno sólo y, es el lograr lo planeado o lo acordado. El líder que se convierte en bufón termina congraciándose con todo el mundo dejando sin desarrollar ni cumplir las tareas a las que fue asignado.

El bufón es un ser encantador que por su forma de ser conquista a todo el mundo y con su espíritu socialista hace que su función altruista y llena de humildad se vea maravillosa, pero se sabe que detrás de su sonrisa, bromas y promesas, se esconde un oportunista que sabe muy bien el valor que tiene el populismo para que su presentación no sea un fracaso. El bufón que se cree líder siempre estará mirando hacia abajo que es donde esta su mejor publico, ese publico que se contenta con las ocurrencias del bufón, ese publico que aplaude sus actos de heroísmo y promesas serias que terminan en un mal chiste, ese bufón convertido en líder siempre tendrá en su alma el miserable socialismo.

El verdadero líder plantea, discute y ejecuta, este tipo de líder siempre terminará su obra, aunque queden algunos ladrillos rotos o fuera de la construcción.

El bufón entretiene, engaña y sus cuentos siempre serán acomodados dependiendo el tipo de publico de la ocasión, su obrar nunca tendrá fin, ya que para complacer a todos tiene que acomodar los ladrillos rotos dentro de su planificación, que lo obligara de nuevo a tener otra función.

Con un líder convertido en bubón hay que tener mucho cuidado cuando hace uso de la democracia complaciente, recordemos las palabras de José Augusto Azpúrua “ La democracia lleva al socialismo, porque siendo la mayoría siempre constituida por gente de pocos recursos, debido a su escasa preparación, siempre va a ser la mayoría, y al no tener los conocimientos adecuados, siempre van hacer socialista. Por eso es que la democracia no puede servir para nada”

Una sociedad que quiera salir hacia delante debe elegir muy bien a sus líderes, ver sus cualidades, su carácter, que su palabra sea ley y sus ideas se conviertan en hechos, y no dejarse llevar por su benevolencia o caridad, el que ofrece lo que no tiene, o no tiene la tenacidad de defender sus ideas sin importa el riesgo, termina convertido en un pobre bufón.

“La libertad se logra escuchando al líder que vive en ti y no en las palabras que dice el bufón del lado”.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store