“El hombre que compra amor, muere solo y sin sabor”.

Image for post
Image for post

La perdida de responsabilidad en el individuo, es la causa principal de la descomposición de una sociedad, ahí es donde nace la corrupción, la politiquería y el populismo.

Cuando el individuo no es responsable de si mismo y permite que otro asuma sus obligaciones no puede exigir nada ante su fracaso. El que espera que otro solucione sus problemas, siempre conseguirá quien le responda a su petición y este lo hará a su manera… Cuando quiera, como quiera y con quien quiera, ese es el costo que se paga cuando el ciudadano no es responsable ante su libertad; libertad que le permite elegir, pensar, trabajar y prosperar.

El ciudadano no puede exigir nada cuando no está comprometido con los cambios políticos, sociales y económicos del país. Dentro de los países encontramos habitantes que lo único que hacen es sobrevivir como parte de una manada que sólo espera el amanecer para salir a cazar y volver en la noche con la barriga llena a su guarida. Esa es la conducta que vemos en los hombres que se dejan dominar por el socialismo, les prometen un bosque encantado y lo que consiguen es un desierto lleno de culebras y alacranes que hacen vida como gobierno y oposición.

El lupanar feliz… Así se encuentra Venezuela en este momento, el palacio de Miraflores se convirtió en un jardín donde floreció el narcotráfico, la corrupción y donde germina el sistema socialista que trae el polen de la cicuta y la amapola, dominando a una sociedad que se dedicó a pedir y lamentarse, dentro de esta felicidad también tiene una Asamblea Nacional que esta llena de meretrices complacientes a los caprichos de los verdugos que ostentan el poder, pero que con su buena chequera las ponen a bailar el can can cada vez que ellos deseen sin importar por lo que estén pasando los espectadores.

Dentro del lupanar encontramos los que atienden la cantina, los que sólo les importa obtener el mayor benefició de las ventas sin tomar en cuenta el daño que causa dentro de una comunidad que por querer vivir dentro del libertinaje tiene que pagar muy caro lo que se consume, porque dentro del local no les dan otra opción, otros que componen esta fiesta maléfica son los encargados de la seguridad, lo que por unas pocas monedas permiten violaciones y asesinatos dentro del local con tal de complacer a los que por medio de dádivas mantienen a una clientela embriagada y desnutrida.

¿Pero dónde están los que permiten este desastre? . Unos están disfrutando con lo robado del local, otros siguen administrando lo robado de la clientela, mientras otros dicen defenderla pero con las manos en los bolsillos de sus audaces administradores. Se podría pensar que alguien con cordura pusiera orden en la entrada, pero estos porteros a los que le llaman oposición, sólo ven el desastre adentro y siguen permitiendo que esto pasé ya que en la puerta les queda una parte del pastel.

¡ Y los vecinos? Los vecinos sólo escuchan la bulla y ven la francachela con mucho disimulo, no les importa mucho lo que pase dentro del lupanar ya que sus familiares no se encuentran dentro del festín, aunque algunos de los que se salieron les estén tocando en la puerta.

Hay que parar ya ese bochinche que ha traído miseria y dolor, sino se recupera la responsabilidad del ciudadano frente a lo que esta aconteciendo en el país, la rochela continuará y los vecinos sólo mirarán.

Nos dice el motivador estadounidense Les Brown . “Acepta la responsabilidad de tu vida. Debes saber que eres tú el que te llevará a donde quieres ir, no hay nadie más.”

“Los cambios son parte de tu existencia y libertad, pero ellos como tu libertad, deben ser manejados con responsabilidad”.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store