El dinero no es la felicidad, pero si la cuota inicial de mi tranquilidad.

Image for post
Image for post

Las guerras que se han desatado por ideologías tienen un amigo en común que es el señor dinero, por ende la mejor ideología, es una buena situación económica porque lamentablemente compra a todas la demás.

Uno se cansa de escuchar a los políticos decir que la educación es la base fundamental para que una sociedad tenga una visión futurista, pero primero tenemos que entender que la educación si es gratis, pero es la que nos proporcionan nuestros padres en el calor del hogar y en ella vemos, valores morales, principios, comportamiento y urbanidad, está educación es la que nos hace personas civilizadas, ahora viene el poder adquirir conocimientos que es muy diferente que la educación y, ahí, vuelve aparecer el señor dinero.

El señor dinero lo saben manipular muy bien los gobiernos ya que, no les interesa tener una sociedad instruida para que pueda ser dominada por la falta de recursos económicos. Las retóricas populistas siempre hablan de una educación gratuita que a la final la pagan el mismo ciudadano con el pago de los impuestos, lo grave de esto, es que los beneficiados de esa supuesta adquisición de conocimientos, reciben la mayoría de veces una preparación mediocre y adoctrinadora.

Pero la verdad, es que lo que necesita una sociedad para salir de sus problemas es el señor dinero, con él les podemos dar a nuestros hijos una buena calidad de conocimientos, también logramos que la calidad de vida de nuestra familia en general sea optima, con él evitamos preocuparnos por alimentos o medicinas ya que un buen ingreso económico nos tendría tranquilos ante cualquier calamidad.

Cuando se habla de capitalismo, no tiene porque asustarnos, si todos nacimos con la misión y capacidad de crear capital para poder vivir bien y poder costear nuestros gastos. La pobreza se ataca es con riqueza, no se puede seguir engañando al ciudadano con el cuento que el futuro está en los libros, un día Nelson Mandela estando en la oficina donde trabaja como ayudante en unos de los bufetes, se asomó a la ventana donde se podía ver muy bien la calle y, él observaba como desde muy temprano la gente subía y baja por aquella calle, pero lo que le asombraba era que ninguna de ellas llevaba bajo sus brazos ni un sólo libro, lo que iban era a trabajar para poder sobrevivir, ahí fue donde empanzo a comprender que una sociedad necesita primero estar bien económicamente para luego preocuparse de la preparación de sus integrantes.

Un país con una sana economía logra tener una sociedad futurista, donde la delincuencia seria prácticamente cero, la desnutrición no existiría, la salud estaría controlada y las escuelas y universidades estarían preocupadas por dar los conocimientos idóneos para el desarrollo de su juventud.

El señor dinero no es tan malo si lo sabemos administrar y valorar. Por ahí escuche que ser rico es malo y, tiene mucha razón cuando sale de un socialista porque no le convine tener personas pudientes, por no ser fáciles de manipular.

Dediquémonos más a generar trabajo y que cada quien obtenga la ganancia justa por su esfuerzo y labor, en vez de estar envidiando a las personas que poseen más capital que el de uno sin antes analizar el por qué estas personas están donde están.

Cuando una sociedad está bien económicamente su juventud sólo estará preocupada por adquirir un título universitario y no una pistola para ganarse la vida.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store