EL SOCIALISMO; UN CAPITALISMO DISFRAZADO.

“Al lado del enfermo come el alentado” Decía mi abuela.

Image for post
Image for post

El socialismo ha sido la esperanza del pobre, del romántico humanista, del altruista, el sueño de las religiones y el negocio de los vivos. El hombre nació para ser diferente, libre, competitivo y cazador de riquezas. La magia de la palabra que poseen algunas personas, ha logrado del socialismo el mejor medio para hacer de él un negocio tan lucrativo, con la única inversión es poner en el pote los sueños de gente desesperada e ingenua.

Muchos oportunistas se disfrazan de socialistas porque ven que el hambre y las necesidades que puede pasar una sociedad, es un negocio de masas y que lo único que tiene que vender, es la idea que ellos le van a solucionar los problemas sin que la masa pase por ningún esfuerzo. La competencia que necesita el capitalista para que su producto se venda mejor está en manos del llamado socialismo. Hacer creer que el producto de la competencia es dañino para la sociedad, es la fórmula de la competencia creada para que el mismo producto con diferente etiqueta se venda con mejor precio sin importar el daño que le hacen a la economía del usuario o consumidor.

Cada día los líderes que se hacen llamar socialistas los vemos viviendo en grandes mansiones, con lujosos carros, vestidos con trajes de marcas renombradas, colonias de aromas enloquecedores y cenando ricos platos en donde la miseria no asoma por su orilla, mientras estos llamados socialistas viven muy humildes, el ciudadano que creyó en ellos sigue en el mismo sitio sintiendo que su futuro no cambia para nada y su presente le recuerda que todo tiempo pasado fue mejor.

Los socialistas disfrazados no dejan de satanizar el capitalismo porque no les conviene que los ciudadanos estén cómodos económicamente, pues de esta forma no serán fácil de dominar ni convencer que un carnet, una bolsa de comida, unas dádivas, es lo que les resolverá la vida.

La economía, el tener capital, es parte fundamental de la libertad del individuo, estas dos características las saben dominar muy bien los socialistas a su favor, para que los que los mantienen ricos y cómodos, no despierten del letargo en el que los metieron, donde ser rico es malo.

En pleno siglo XXI no existe nada que no se solucione con dinero, por esta razón, para que una sociedad pueda tener dignidad, moral y principios, en sus bolsillos no puede faltar el señor dinero, con la tranquilidad que él ofrece, el núcleo familiar funcionará y transitará por el camino del desarrollo. Para un padre de familia donde el dinero no es una preocupación, llevará a sus hijos por el camino del respeto, del trabajo, del conocimiento y la honradez.

Cuando el dinero no está en manos del ciudadano, sucede lo que nos decía Ayn Rand; “Cuando el dinero deje de ser la herramienta mediante el cual los hombres se relacionen entre sí, los hombres mismo se convertirán en herramientas de otros hombres”

Hay que quitarles el disfraz a los socialistas, para podernos vestir dignamente con los trajes que nos proporciona el capitalismo.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store