ESCASEZ, INFLACIÓN Y DEPRESIÓN

Los gobiernos hablan de paz, pero con sus acciones sólo logran matar.

Image for post
Image for post

Quisiera vivir en ese mundo maravilloso que publica y vende el partido del PSUV en los secuestrados medios de comunicación del estado, en sus propagandas políticas cuentan que el ciudadano venezolano no pasa trabajo para conseguir los artículos de primera necesidad, la delincuencia y la inseguridad no existen, que el salario mínimo es el más alto de América Latina, la calidad de vida no tiene precedente y la popularidad del mandatario no tiene límite, a veces pareciera que en esas propagandas estuvieran hablando más bien de la mal llamada cuarta.

Sólo basta salir a caminar por cualquier rincón del territorio nacional para darse cuenta que, la realidad es otra, una realidad que hoy en día se pierde con la falsa ilusión que da el billete verde y los políticos de la oposición.

Al hablar con el ciudadano de a pie, se ve que, en la mayoría hay un 80 por ciento de escasez de dignidad, de valores morales, del sentido de la propiedad y el amor a la libertad, se ve en ellos un corazón vacío donde la patria dejo de existir, si hablamos de inflación, la delincuencia esta en los más altos porcentajes donde la corrupción y traición tienen los valores tan altos que la justicia perdió su importancia como los líderes opositores .

Pero viene la parte que más me preocupa y es el ver como la MUD se sigue burlando y hace vida dentro de ese grupo al que la depresión le está tocando fuertemente a la puerta. Escuchar hablar de paz y amor en estos tiempos al presidente encargado de Venezuela es la peor cachetada que se le puede dar a los ciudadanos dignos y responsables, cuando sus sueños de ver crecer a su familia con una estabilidad emocional cada día se desvanece más esa opción y, lo que uno siente es impenitencia ante un sistema que no los deja mover con libertad.

Me asusta ver una sociedad autómata que sólo piensa en producir heces, de ahí su preocupación en que echarle a su máquina la que tiene abajo del cerebro, la cual el régimen tiene control y la mantiene alineada haciendo largas colas para poder ponerle su mejor combustible fabricado por el capitalismo de envase amarillo que tiene una arepa como propaganda.

Escasez metal, inflación moral y depresión existencial, es lo que está terminado con la poca sociedad que queda en Venezuela, porque la mayoría son zombis que van detrás de un carnet el cual le permitirá acceder a un bolsa de sumisión.

¿Cuál será la fórmula para cambiar esta situación, o, el ciudadano esperará unos 40 años más con el ejemplo que Cuba da?

Leyendo el libro LA COMEDIA URBANA de Armando José Sequera que fue editado en el año 2005, me sorprendí cuando en el encontré esto… y, en uno de sus relatos nos dice él ; LO QUE REALIDAD SOMOS .

“¡Qué destino, ni qué destino: nosotros estamos como estamos porque hemos sido muy alcahuetes! ¡Vivimos cantando el himno nacional, aquello de “Gloria al bravo pueblo”, pero como si el bravo pueblo fuera algo del pasado, algo que está ahora dormido o ciego y paralítico! ¡En realidad somos un pueblo cómodo, un pueblo que prefiere sobrevivir en vez de vivir y que se deja liderizar por un puñado de sinvergüenzas! ¡El destino? ¡Qué riñones! ¿Y acaso el destino se forma solo? ¡El destino nos lo fabricamos nosotros, con nuestras buenas y nuestras malas decisiones!”

¿Qué más se le podría agregar a este pequeño escrito lleno de verdad y sinceridad?

Quiero acabar con esta escasez, con esa inflación y con la depresión que no deja dormir al ciudadano de a pie , quiero acabar con el opositor que camina en puntillas para no despertar como debe ser al soberano…

Sólo el deseo al cambio, nos mostrará el camino a la libertad.

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store