LA FE NO MUEVE MONTAÑAS.

“El hombre es un animal de costumbres, es por eso que el de mente débil termina imitando a las pusilánimes ovejas que alimentan con su mejor lana al feroz pastor”.

Image for post
Image for post

Sin animo de ofender al hombre que tiene alguna fe religiosa o ideológica con las que lo han adoctrinado sus obedientes padres que, viene creyendo desde pequeño en cosas, mitos, leyendas y en cuentos de políticos o curas que, por no contrarias a los que le dieron la vida o a los que le sirven un pedazo de pan, termina siendo jalado por nariceras de poco valor.

La fe como parte de la educación del hombre, es la esperanza o creencia personal de la existencia de un ser superior que le solucionará los problemas sobre todo en lo económico ( Un dios o varios dioses ) esto implicara el seguimiento de un sin numero de principios religiosos, ideológicos, de normas que lo llevaran a un buen comportamiento social e individual para poder cumplir con alguna actividad vital, estas creencias termina convirtiéndose es un aspecto importante o esencial para la vida del hombre creyente.

La fe ha sido una palabra que ha manipulado a la humanidad bajo el criterio de dogmas religiosas o ideológicas difundidas por personajes que sólo pretenden tener o mantener el poder aprovechándose de la inocencia o de la estupidez del hombre.

La fe no mueves montañas , pero las manos, las herramientas y la pólvora si lo han logrado, por ende tenemos que estar claros que para poder mover o derribar una montaña lo que se necesita es actitud y voluntad para hacer las cosas.

Las montañas religiosas y políticas hay que moverlas pero no con la fe que enceguece, sino con la convicción de querer hacerlo sin esperar ningún milagro o poder supremo, los cambios no vienen por medio de la fe, vienen de la decisión de hacer diferentes las cosas asumiendo riesgos y con ellos la responsabilidad en los resultados.

Seguir esperando cosas o eventos por medio de la fe es cosa de fanáticos, ya que aquel que quiere ganar un premio de lotería lo primero que tiene que hacer, es levantarse de la cama, alistarse y salir a la calle a comprar el boleto que de pronto lo convertirá en rico, pero si él que desea ganarse la lotería sin estos pasos, morirá en la miseria esperando que la fe lo haga millonario.

La fe no mueve montañas, las montañas sólo se mueven por la voluntad del hombre o por un evento natural, no se puede seguir caminando con los ojos vendados con cuentos místicos o promesas populistas que bien saben proliferas los pastores, curas y los supuestos líderes políticos.

Cuando el hombre se aferra de su fanatismo ignorando por capricho que el veneno de la culebra Cobra no es mortal, cuando si lo es, sino se ataca a tiempo, este terminara bajo tierra antes de tiempo sólo por tener fe de que su dios lo salvaría.

No se puede dejar todo al destino o a la falsa fe que venden los mercaderes de ilusiones, la vida y el futuro es dinámico, es por eso que el mundo cambia por personas proactivas y no por hombre que se sientan a ver cuando es que la montaña cambiara de lugar.

Hay que recordar que el primer ministros del Reino Unido por dos periodos el señor Winston Churchill no derroto al caudillo y manipulador de masas al alemán Adolfo Hitler por tener fe ni mucho menos, Churchill con su convicción y radicalismo utilizo dos frases que cambiaron el mundo para bien, una es “ La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia “ la otra fuera de la fe, es “ Lograremos el triunfo aunque nos cueste sangre, sudor y lagrimas”

“No permita que la fe le arruine su vida, pon la actitud al frente y cambia su vida como mejor le parezca”.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store