“El hombre siempre ha sido parte de una historia que él mismo desconoce”

Las manos bondadosas de filántropos , las que la misma humanidad las han convertido en caudillos, líderes, pastores e iluminados, logran con ese poder dado, embaucar a sus fanáticos seguidores.

En la historia hemos tenido miles de organizaciones políticas, sectas religiosas, logias y sociedades; Nace alguien llamado César y durante siglos tenemos el impero romano, nace Cristo y millones de almas crecen y se aferran a su genio de tal manera, que se le llega a confundir con la virtud misma y con el potencial de la humanidad.

Una institución es la sombra alargada de un individuo, la vida monacal lo es del eremita Antonio, la reforma a Lutero, el cuaquerismo de Fox, el metodismo de Wesley, el abolicionismo de Clarkson, el propio Milton se refería a Escipión como la cumbre de Roma.

Toda la historia se despliega a partir de la biografía de unas pocas figuras sólidas y austeras, por eso hay que dejar que el individuo encuentre su propia valía.

La historia como anzuelo… Los líderes de diferentes tendencias ideológicas, filosóficas, políticas y religiosas han echado mano a la historia para tergiversar sus hechos, así poder sacar provecho a su favor.

Otros hacen del pasado el ancla para demostrar lo malo y hacer de ello el ejemplo que los convierten en los buenos del paseo , los que con su intelecto o astucia salvarán al mundo de una humanidad equivoca y desilusionada.

La ruta de la historia es el presente, es por eso que cada individuo debe ser auténtico , de esta forma se logrará forma un nuevo imperio, donde el pasado sea recordado pero superado.

Las nuevas decisiones de cambio no pueden estar aferradas a personajes, pasiones, fanatismo y mucho menos por doctrinas donde predomina el odio y el resentimiento, porque de lo contrario sólo se continuará arrastrando la piedra de la lastima y el pesar.

La historia como anzuelo; esta es la fórmula para que los caudillistas sigan manteniendo a la masa esperanzada de qué lo que tienen los ricos serán de ellos, ya que en el pasado explotaron a su tatarabuelos y por esa razón ellos son pobres.

El cambio de una sociedad, se logra cuando se forjando el presente con vista al futuro, mejorando lo hecho del pasado y dejando a los viejos líderes en su época con sus circunstancias, sus aciertos y desaciertos.

El socialismo siempre se ha alimentado del pasado, ese pasado donde los hombres cazaban Mamut y ahora por culpa de ellos tenemos un problema climático.

Cuando se habla de esclavitud y libertad no nos podemos olvidar de la filosofa y escritora rusa Ayn Rand , y si nos referimos como debemos cambiar nuestra propia historia, ella decía “¿Te sientes miserablemente indefenso y quieres rebelarte? Rebélate contra las ideas de tus maestros”.

Las ideas son esclavistas cuando el hombre las sigue sin pensar ni razonar, cuando las siguen con pasión y con un sentimiento socialista esperanzado en cambios sin trabajo, sacrificio y riesgo.

“ El hombre no se puede apartar de la política para lograr grandes cambios, pero si se puede apartar del sentimiento de la lástima y la envidia”

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.