¿Cómo quieren qué me instruya, si me esconde la llave de la biblioteca?

Image for post
Image for post

Cuando se terminará ese juego de la silla entre el oficialismo y la oposición, el cual consiste en ir quitando silla tras silla de cierta cantidad de ellas, para ver quien se cae o quien queda sentado.

¿Quién terminará haciendo bien la tarea o quien la terminará de poner?

Los muros tienen un propósito definido, bien sea para contener o prevenir, para reprimir o engañar. En Venezuela la MUD pone en duda su función dentro de la población opositora, no se sabe si es el muro de contención de una revuelta popular o previniendo y cuidando el camino que lleva firme al oficialismo en la destrucción del país.

La oposición ciudadana lleva años demostrando ser mayoría, pero con la posición complaciente de la MUD a pesar de sus discursos subidos de tono y de duros calificativos contra el régimen, no dejan de complacer los deseos del tirano, llevando a la población de elección en elección legitimando cada vez más a una mafia que se apodero de lo que queda de país.

Hoy en día la oposición tiene una Asamblea Nacional que dejo de ser mayoritaria desde el primer día, una Asamblea reprimida y sumisa, pisoteada por el TSJ violador que su única función es obedecer los caprichos del ejecutivo y sus compinches, una Asamblea que esta por morir quedando en duda su ética, su moral y dignidad.

¡Nada se saca con tener el cántaro, si le niegan el agua.! La MUD con su espíritu del Gandhi socialista y con el cuento de no pisar el peine, ha permitido que el régimen paso a paso cierre más el redil donde castran las ovejas con promesas de cambio y las alimentan con cajas llenas depresión .

Para el muro de la MUD no existe plan B, por lo cual no permiten que los opositores salten el muro que les puede dar la libertad.

No siempre cuando se camina hacia adelante se está avezando, porque muchas veces lo que tenemos al frente es un gran abismo, donde nos espera es la muerte, la verdad por más que se quiera ocultar siempre saldrá de su claustro y, muchos líderes de la oposición quedarán en la cumbre o en la oscuridad del desprecio.

El tiempo se acaba y la democracia muere, esperando a unos hijos que se fueron a buscar la libertad en otras fronteras o de los que están distraídos pellizcando el pedazo de pan que les da el papá gobierno protegido por el muro de Berlín en el que se convirtió la amortiguadora de la MUD.

La oposición no puede caer en ese pasaje horrendo que nos presenta Ernesto Sábato en su novela EL TUNEL, no perdamos de vista estas palabras. “ Fue una espera interminable. No sé cuánto tiempo pasó en los relojes, de ese tiempo anónimo y universal de los relojes, que es ajeno a nuestros sentimientos, a nuestros destinos, a la formación o al derrumbe de un amor, a la espera de una muerte.

La muerte… esa carrera que todo ser que posea esperanzas pierde, pero el hombre en el trayecto de eso que le llaman vida, puede esquivar muchas derrotas que le puede precipitar la fulana muerte. Cuando el ciudadano le teme a la muerte, la que le puede proporcionar su verdugo, no conocerá la libertad ni estando muerto. Si el ciudadano entendiera que es un paro general de verdad y, que hay que dejar de ser parte de una servidumbre voluntaria, logra su libertad sin necesidad de la tan temida violencia.

No le tengamos miedo a los muros, porque no existía nada más divertido que nos lleno de orgullo cuando éramos niños, que el brincar cuanto muro veíamos.

Entre la vida y la muerte existe un camino que ningún muro lo puede truncar… ese camino se llama libertad.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store