LA VIRTUD DE LA DESIGUALDAD

“El hombre que busca la igualdad social, termina siendo esclavo de una utopía, por ende cada quien debe elegir el mejor cincel para tallar su destino”.

Image for post
Image for post

La lucha fallida de los socialistas, demagogos, populistas, caudillistas y pastores en busca de la igualdad le ha traído al mundo guerras y miseria; Esto debido a que la famosa igualdad socioeconómica nunca existirá dentro de la sociedad.

El peor engaño electoral es prometerles a los futuros electores la igualdad de clases, como la repartición equitativa de las riquezas, otro fraude es el de lograr la paz, el amor y la libertad en cada uno de los ciudadanos; lo grave es que estas mentiras venden, logrando el aumento de votos a favor de los mentirosos.

No hay cosa más fácil que engañar a la masa con promesas donde el bienestar colectivo es el pilar del programa de gobierno, como el prometerle miles de cosas con la palabra gratis por delante, en esto los socialistas son expertos, al igual que el clero en prometer la salvación por medio de oraciones o diezmo.

La manipulación y el adoctrinamiento no es nada oculto en la política o en las religiones, lo que no se puede permitir, que su único fin sea el esclavizar o volver idiota al adepto sin darle la oportunidad de discernir ni defender su libertad de pensamiento, como el de actuar.

Seguir engañando a la humanidad con el cuento de la igualdad, ya debe ser calificado como un crimen de lesa humanidad, este engaño le esta matando al hombre el espíritu de superación y el deseo de crecimiento económico, como su derecho a la propiedad privada.

La virtud de la desigualdad… Tema intocable en la política como en las religiones, esto haría que el ciudadano sea autónomo de sus decisiones como de su modo de protestar ante los atropellos y la corrupción que lo pretende gobernar.

A los líderes no les conviene tener ovejas libres clasificando su propio pasto y menos rechazando la falsa paja con la cual las pretenden alimentar, cuando se defiende la desigualdad dentro de una sociedad, esto hace que cada individuo demuestre sus mejores cualidades o actitudes para poder sobresalir, esto a la vez hará que el grupo social crezca a nivel intelectual, económico y cultural.

Cuando se califique con ética y justicia la desigualdad en los ciudadanos, la sociedad empezará a surgir, florecerá la meritocracia, el talento individual y el respeto por la cualidad que posea cada miembro de cualquier organización.

Entre las virtudes tenemos la justicia, la fortaleza, la prudencia y la templanza, estas denominan las virtudes cardinales del individuo las cuales no son igual en cada uno, por tanto vuelve a reinar la desigualdad como libertad individual, cosa que molesta a los que desean tener el poder frente a la humanidad.

Los líderes, en su mayoría socialistas, están buscando un tal orden mundial, orden donde pretenden que reine la igualdad como control, pero por ningún lado se nombra la virtud de la desigualdad, esto les arrumaría los planes de llevar a la humanidad a una miseria igualitaria, convirtiendo al ciudadano en un esclavo con grilletes de pan.

En la libertad individual no cabe la palabra igualdad, el hombre por naturaleza es clasista, inconforme, rebelde y luchador, en estas demostraciones de libertad brilla con luz propia la virtud de la desigualdad, aunque no les guste a los socialista, progresistas, ambientalistas, humanistas y esclavistas.

Tenemos que luchar por la desigualdad, pues con ella podremos ver educadores, médicos, abogados, arquitectos, ingenieros, filósofos, artistas, obreros, empresarios, comerciantes, escritores, pintores, pobres y ricos dando los mejor de si para sobresalir como individuos y así lograr ser parte de una sociedad prospera y justa.

Cuando hablo de la virtud de la desigualdad, quiero recordar la frase del filósofo, político y economista ingles John Stuart Mill quien en su ensayo “ Sobre la Libertad” nos dice; “Fueron hombres de otro cuño los que han hecho de Inglaterra lo que ha sido; y hombres de otro cuño serán necesarios para prevenir su decadencia”.

¿Qué mejor ejemplo sobre la desigualdad?

¿Será qué la igualdad logrará que el hombre sea más rico o menos pobre? No se pude seguir creyendo en los cuentos de los líderes que por ego o ambición al poder, pretenden volver al ciudadano en un sirviente voluntario por la promesa de la igualdad.

“El hombre libre de pensamiento siempre verá en la desigualdad la mejor fórmula para crecer”

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store