“El hombre ignorante es una ficha fácil de poner en el tablero de la corrupción”.

Image for post
Image for post

La idea que tiene el mundo de los intelectuales generalmente es errónea, ya que son personas de buena memoria que lo único que han hecho es llenar sus débiles cerebros de historias y cuentos que los saben repetir muy bien delante de tribunas llenas de ignorantes que, los ven a ellos como seres a los que hay que tenerles obediencia.

Los intelectuales no son personas creadoras, pues sus mentes están tan contaminadas del pasado de personajes religiosos, oportunistas, diabólicos y morbosos que no les permiten ver el presente como es, sólo ve el pasado como la mejor formula y el futuro con un sueño fácil de lograr, pero el presente les causa terror porque no encuentran en ningún libro de historia esa realidad que puedan cambiar a su conveniencia.

El daño que le han hecho los famosos intelectuales a la humanidad ha sido enorme, ya que ellos siempre se han prestando para defender diferentes tendencias ideológicas, bien sean religiosas o políticas , aquí no importa si la tendencia es socialista o capitalista ya que por ser personas que con sus cuentos llenos de historia, le sirven al poder para manejar a su antojo a la masa amorfa de ignorantes.

Los que menos se escapan del campo de la corrupción son los intelectuales, pues su pequeño cerebro tiene siempre un costo el cual se vende al mejor postor, aunque hay unos que lo que grabaron en su memoria sólo les sirve para seguir o defender a determinada ideología o doctrina religiosa.

Da mucho pesar que en pleno siglo XXI veamos a estos intelectuales defendiendo a personajes públicos botando por la borda la ética y la moral con tal de lograr sus bajos intereses, bien sean económicos o de alguna posición social.

El intelectual publico sea dedicado a defender al político sin importa que tan corrupto sea o errores cometa, lo que le importa es defender su fama como intelectual permitiendo hacer desastres al que él defiende, porque su condición como intelectual no le permite equivocarse y es de ahí que se pegan los demagogos para sacar provecho de ellos.

La humanidad y los países deben de preocuparse más por crear que de creer, ya esta bueno de escuchar discursos vacíos, discursos que hablan de una libertad colectiva que no existe, de una paz se que pierde cuando el ciudadano revisa su bolsillo y de un amor que termina en odio porque la historia que le contaron ya es otra. No sigamos creyendo en ratones de bibliotecas, veamos y luchemos por un presente que sea palpable, real y sin engaños, no perdamos el norte por estar esperando al redentor que nunca aparecerá.

La sociedad debe de cambiar por cuenta propia, encontrando la disciplina entre sus integrantes, donde la moral tenga más valor que un pedazo de pan, la ética que un billete con el rostro de Benjamín Franklin y la dignidad más fuerte que un intelectual que nunca entendió a Mafalda.

No podemos dejar pasar pensamientos con el de Noam Chomsky “ La idea básica que atraviesa la historia moderna y el liberalismo moderno es que el público debe ser marginado. El público en general es visto no más que como excluidos ignorantes que interfieren, como ganado desorientado.”

Tenemos que empezar una guerra entre el intelectual y el ciudadano, ya que el ciudadano no vive del pasado ni le interesa saber del el, en cambio el intelectual pretende hacer del ciudadano una pagina más de su aterrador libro.

“No sigamos buscando la libertad donde no la hay y menos en personajes que son esclavos de su propio ego”.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store