NO CULPES AL DESTINO.

“La vida está llena de caminos, pero el hombre terco siempre elige el más fácil”

Desde el momento de nuestra fecundación empezamos a tomar decisiones y, con ellas las consecuencias, causa y efecto, libertad, albedrío, suerte o malestar, todo lo anterior está en nuestras dudosas y temerosas manos.

La riqueza y la pobreza es una opción que elegimos tomar, ni cuna de oro ni cuna de madera marcará nuestra forma de vivir, ya que la administración del dinero, es una preparación dependiendo la filosofía de vida que se vaya cultivando en el modo de pensar.

La educación, esa tan cacareada por los políticos, nos da el destino, ya que ella se trata es de valores, principios y ética, esta educación impartida por los padres, es la que es gratis, en cambio la adquisición de conocimientos, es una decisión que el ochenta por ciento depende únicamente del individuo.

La clasificación social se debe al nivel cultural, no a la preparación intelectual del ciudadano, ya que un abogado no es más persona que el campesino que está bien educado, es ahí donde el individuo puede llegar a lograr sus metas gracias a su aptitud, actitud y disciplina.

No hay humano que haya nacido vestido con traje de gala o uniformado de obrero, la desnudes del niño al nacer, es la que nos indica que ha nacido un ser que más adelante se podrá vestir a su modo y sin contar con la decisión de los demás, empezará a defender su libertad, honor y dignidad, y, dejará de ser un ser para convertirse en ciudadano.

No culpes al destino; el hombre tiende a culpar de su mala suerte al destino, olvidando la responsabilidad en sus decisiones, decisiones en el estudio, en el trabajo, en la política o en las relaciones interpersonales.

No culpes al destino; el hecho de un despido laboral no debe ser causa de trauma, la pérdida de un ser querido, de un negocio o un dinero, esto son circunstancias y hechos donde debemos es tomar la decisión de acción.

Todo en la vida es un tema de decisión, no del destino, si eliges un mal candidato no fue el destino el culpable de los resultados, si manejas y bebe no es el destino el culpable del choque, del muerto o la sanción, fue su decisión, ahí el destino no tuvo nada que ver.

La juventud en su crisis existencial la excusan con el destino y, el mayor de sus malas decisiones también le echa la responsabilidad al desconocido destino, es por eso que el pasado lo disfrazan con el destino, el presente no lo conoce y el futuro lo ignora.

Decía el psicólogo estadounidense Albert Ellis “Los mejores años de tu vida son aquellos en los que decides que tus problemas son sólo tuyos. No son culpa de tu madre, la ecología o el presidente. Uno se da cuenta así de que tienes control de tu propio destino”

¿Será qué los demás son los culpables de sus problemas? La decisión religiosa, política e ideológica de cada individuo es parte de su propiedad privada, es por esto que la culpa de la posición social, económica o emocional es responsabilidad de cada quien.

“El hombre que busca pretextos y culpables de su desdicha, nunca dejará de ser uno más del montón”

--

--

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Luis F. Córdoba R.

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.