“El hombre no ha dejado de ser como Santo Tomás”.

Image for post
Image for post

La historia pasa, se repite y sólo cambian los personajes. Hace tiempos el periodista Orlando Urdaneta hizo andar la frase “No vale yo no creo” frase que lleva rodando 12 años por las calles de Venezuela y que ahora tiene mucha vigencia, pero en las calles de todas las ciudades colombianas pero a su mejor estilo e idiosincrasia.

¡No parce… que va! Ese es el símil que están utilizando los colombianos cuando le hablan de lo que esta pasando en Venezuela y se rehúsan a creer que Colombia en manos de los socialistas les va a pasar lo mismo o peor, el facilismo de muchos y la comodidad de pocos hace que los ciudadanos no se dediquen a leer o indagar un poco sobre la historia o vida de los candidatos o políticos que pretenden gobernarlos.

Los socialistas de turno tienen la facilidad de cambiar la historia a su favor y encontrar culpables a los errores que la misma sociedad por cómoda ha venido cometiendo. En América Latina no se ha perdido la costumbre de dar lastima y buscar quien le acomode el rancho, rancho que no acomodo por estar de fiesta y andar de farra, por invertir mal su salario y otros por tener más de las mujeres que la sociedad le permite o los hijos que realmente podía mantener.

Los cambios no vienen gratis y, en manos de socialistas son desastrosos, pero el enamoramiento a la falsa creencia de la igualdad social, a la democracia participativa y a la economía Robinsoniana han hecho que la sociedad se degenere. Pero al que no le interesa saber la verdad y no toma un poco de tiempo para investigar y, él que el sentido común lo ha dejado sobre la almohada, cuando se le dicen las cosas, sólo responden ¡No parce… que va!

Sería muy lamentable que el orgullo, el fanatismo o el castigo, Colombia se vaya por el despeñadero después de haber pasado décadas de trabajo y esfuerzo para llegar donde esta. El progreso de Colombia es notorio y no ha sido gratis, los periodos presidenciales han tenido su pro y sus contras, no por eso se debe conducir al país por el peor camino que una sociedad puede elegir y, ese camino es el del socialismo.

¡No parce…que va! Pues mi querido parcero, no es necesario leer la historia universal para darse cuenta en los errores en los que han caído los pueblos que desean una tal igual que solo existe en la isla de la utopía. ¿Sería normal en el caso colombiano, elegir a unos asesinos como son las FARC y sus camarillas del M-19 y uno que otro socialista trasnochado que tomen las riendas del país? ¿Qué al tener ellos poder terminen repartiendo y regalando lo que nunca han trabajo, con el cuento del sistema comunal, llegando también con la farsa que ser rico es malo, para así poder tener al ciudadano de a pie pauperizado y humillado?

No se puede seguir viendo hacia abajo, porque abajo sólo se quedan los que no quieren surgir. No se puede permitir que unos cuantos políticos dirijan la vida de toda una nación. No hay como luchar por los sueños personales, porque los comunales se destruyen. Paulo Coelho en el libro El Alquimista nos decía y con toda razón lo siguiente: “Todas las personas al comienzo de su juventud saben cuál es su leyenda personal. En ese momento de la vida todo es claro, todo es posible y no tienen miedo de soñar. No obstante, a medida que el tiempo va pasando, una misteriosa fuerza trata de conversarlas de que es imposible realizar esa leyenda personal”

Los socialistas se hartan al decir que ellos tienen la formula de la felicidad y sin ellos nada es posible.

“Si los habitantes de un país no se convierten en ciudadanos y no comprenden que ellos son la Nación, los que los gobiernan harán de la nación lo que mejor les parezca”.

¡No parce… que va?

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store