QUEREMOS UN CAMBIO

“El carnaval de mentiras, promesas y traiciones siempre se celebra en épocas de elecciones”

Cada país que compone el mapamundi tiene una época fuera del verano y el otoño, donde florecen las mentiras, retoñan las promesas y emigran las traiciones, esa época que le llega a cada país tiene como nombre pedagógico elecciones.

En esta época se liberan las pasiones patrióticas, los sentimientos llenos de fanatismo, los odios reprimidos, el resentimiento acumulado, el ego y la envidia de resentidos sociales que ven a sus líderes populistas como sus amados salvadores.

En el tiempo de elecciones los vientos ideológicos empiezan a revolotear por la cabeza de los enamorados idealistas que, con sus hojas cayendo van ilusionando a cuanto incauto esperanzado en cambios utópicos, estos empiezan a pelear por un fruto que sólo verán en las páginas de Leviatán.

Pocos son los que saben que el terreno en esta época se debe abonar con un sistema de gobierno, bien sea por el que pone ácida la tierra con es el socialismo, o el que permitirá que la tierra de su mejor fruto con el capitalismo, pero no fijarse en palos que sólo dan promesas y sus hojas se las lleva el viento.

Hablar de continuismo cuando ningún verano es igual al del año anterior, es uno de los caprichos del elector que le gusta repetir como la urraca que se posa en la mitad del maizal tratando de espantar al cuervo.

Queremos un cambio… se escucha mucho en esta época, un cambio sin esfuerzo, un cambio que le exigen al mejor postor, donde la responsabilidad no existe y la doble moral está presente como el rocío al amanecer.

Queremos un cambio, todos lo piden sin una gota de responsabilidad y sacrificio, esperando que la tierra logre la igualdad sin sembrar, abonar ni desyerbar, es pretender cambios sólo porque se camina sobre la tierra que se dice pertenecer.

Los cambios se logran cuando cada uno de los ciudadanos se comprometen a fiscalizar al empleado público, cuando se luche por la isonomía, cuando se linche al corrupto igual que al violador, el cambio no se pide de una manera efímera y sin compromiso.

El cambio si no se estudia termina en esclavitud y terror, el neurólogo y filósofo austriaco Viktor Emil Frankl describe el cambio de la siguiente manera “Entre el estimulo y la respuesta hay un espacio. En ese espacio descansa nuestra capacidad de elegir la respuesta. Y, en esa respuesta, se asienta nuestra libertad y nuestro crecimiento”.

En el cambio tienes la capacidad de elegir, pero serás responsable del resultado de su elección, no se puede cambiar por cambiar y permitir que sea el otro el que tome la responsabilidad de sus decisiones, el cambio en un país empieza cuando el habitante se transforma en ciudadano.

“Los socialistas enamoran a sus ovejas con un cambio de prado, pero no responde si ellos lo secan”

--

--

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Luis F. Córdoba R.

Luis F. Córdoba R.

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.