“La riqueza si no se acompaña con trabajo, se termina”.

Image for post
Image for post

Terminando el siglo XX las cosas estaban muy bien por la ciudad desencantada, aunque no faltaba el encontrarse en ella con algún hueco o un semáforo en mal funcionamiento, lo cierto es que, se vivía bien a pesar de los problemas normales que se ven dentro de una sociedad sana y trabajadora.

Las cosas empezaron a cambiar cuando se llego a la estación socialista y se puso full el tanque de la gasolina y, todos los habitantes de la ciudad desencantada se vieron obligados a montarse en un carro de color rojo con puertas nada confiables y se empezó una travesía dentro de la ciudad en busca de la estación de la igualdad social que prometía todo lo mejor para el venidero siglo XXI, al principio del viaje se veían cambios dentro de la ciudad que animaban a los pasajeros en seguir el tour de la felicidad que ofrecía el conductor.

Los abusos dentro del viaje eran enormes y llenos de populismo, donde se abusaba del poder y se violaban cualquier norma de transito, ahí se empezó a notar el deterioro y la gasolina agotarse, El viaje continua dejando atrás una ciudad donde reinaba la tranquilidad y la abundancia, él conductor sin mayor precaución sigue pisando el acelerador, el carro empezaba a sufrir desperfectos y sus pasajeros incomodidad y desasosiego.

Se acaba la gasolina y el carro sigue su camino, entrándose por un bosque espeso de escasez y opresión sin dejar espacio a los pasajeros de tomar otra opción, las cosas no van bien, pero los esfuerzos que hacen algunos pasajeros para lograr cambiar la bitácora son en vano ya que existen negocios entre el chófer y los mecánicos abordo, El tanque de la gasolina continua bajando su nivel y sin esperanza de ver una nueva estación, el carro sigue por el meandro al despeñadero, lo que se divisa al frente es la entrada a un desierto lleno de desesperanza y frustración, la gasolina se acaba, no hay nada que detenga el viaje y la nueva estación no se ve.

Esta es la realidad de un país que por malas políticas y enamoramientos, fue destruido apropósito, porque el plan ambicioso de poder de una grupo de personajes disfrazados de socialista lograron engañar a una sociedad que esperaba mejoras en su forma de vivir y lo que han encontrado es miseria y dolor.

Se acaba la gasolina… ¿Qué hará ahora la gente a pie? Cuando antes contaba con un sistema que le permitió vivir dignamente sin tener que preocuparse por un mercado o un remedio para aliviar algún dolor. El amor y el fanatismo lleva a la gente a cometer muchos errores, pero el rectificar y mejorar también es de gente que desea cambiar.

Hay tiempo para bajarse del carro y, así sea a pie, llegar donde exista libertad, trabajo, salud, dinero y la oportunidad de progresar. Si se puede cambiar de ruta y, eso nos lo enseña Richard Bach en su libro Juan Salvador Gaviota; “Juan Gaviota descubrió que el aburrimiento, el miedo y la ira son las razones por las que la vida de una gaviota es tan corta; al desaparecer aquéllas de su pensamiento, tuvo por cierto una vida larga y buena.”

No se puede perder más el norte y mucho menos que se acabe la gasolina que da la energía para seguir luchando, los cambios son fuertes y requieren de sacrificios, pero, si se quiere crecer y defender la libertas, hay que asumirlos.

“Cuando se camina se disfruta más del paisaje que cuando se va de pasajero”.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store