“La paz una palabra que enamora, pero engaña”.

Image for post
Image for post

Hay que conocer primero la guerra para poder disfrutar después de ella, la fulana paz.

No existe político o presidente que no les aflore de su delicada boca la palabra paz, no hay nada más subjetivo que ella, veamos un ejemplo muy sencillo refiriéndose a dicha palabra que no es más que una ilusión. Hay quienes en el silencio consiguen una tranquilidad espiritual pero apenas aparece la mariposa y, con el leve zumbido que producen sus pequeñísimas alas rompe estrepitosamente la paz de dicho individuo. Muchos juegan con el sentimiento del ciudadano haciéndole creer que el no escuchar el ruido que ocasionan las balas al salir por el cañón de un fusil, se ha conseguido la paz, pero la verdad es otra, para muchos la fulana paz esta, es en su alacena, en la salud de sus hijos o en el bienestar de su querido perro.

No busquemos la paz, porque no es más que una figura literaria que muchos letrados y escritores han hecho con ella mucho dinero, dejando al ciudadano más pobre en su guerra individual. Busquemos algo real que de verdad nos de tranquilidad y, ese algo se llamada justicia.

En la antigua Grecia filósofos como Heródoto y Aristóteles defendían el concepto de Isonomía como el árbitro de la democracia, la isonomía nos dice que el individuo debe ser igual ante la ley y la política, ahí es donde tiene que empezar la paz.

Muchos creen en procesos de paz, cuando por algunas decisiones gobierneras se negocia o se dialoga con unos delincuentes pensando que se puede llegar a un acuerdo, pero generalmente cuando se negocia la paz entre dos sectores, siempre sale un tercero que queda en deuda en dicha negociación.

En el mundo los gobiernos han manipulado el sentir de la humanidad con promesas y luchas por algo que no se ve y rara vez se siente…Amor y Paz, un sueño que tiene millones de interpretaciones y lecturas, cuando el ciudadano común lo único que quiere y desea, es bienestar social y seguridad jurídica.

¿Podrá tener paz un padre de familia al que su salario no le alcanza y, siendo un hombre responsable ve a su familia pasar necesidades y penurias, será que ese hombre está interesado de que el presidente pueda dormir tranquilo si gana un premio Nobel por haberle cumplido los caprichos a unos delincuentes, mientras otros sufren?

Tu paz, no es mi paz, porque nuestras necesidades, peticiones y exigencias son diferentes, lo que sí se puede lograr en común, es luchar juntos por derrotar el socialismo, la impunidad y la corrupción entre la sociedad.

Nunca se me olvidan las palabras de Juan Pablo II cuando dijo que la paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, Justicia, Amor y la más importante libertad.

“Para que quiero que termine la guerra, si a la final en mi casa cuando llegue la noche no va haber agua ni pan, por ende no voy a poder dormir en paz”

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store