El tiempo de Dios es perfecto, pero el del hombre es limitado.

Image for post
Image for post

La muerte es la eterna compañera con la que nacemos, pero siempre intentamos ignorar su presencia al lado de nosotros, ella nos acompaña a cada momento y no nos deja solos porque sabe que nuestra vida no puede vivir sin ella. Una de las razones por las cuales el hombre lucha para ser feliz es por el miedo a la muerte, cuando la muerte es la liberación de nuestras preocupaciones, traiciones, desengaños y enfermedades, nuestra amiga la muerte nos libera de las cargas que nos imponemos en el transcurrir de nuestra vida. El miedo a la maravillosa muerte está reflejado en dos motivos, uno es ¿Qué pasará con nuestros allegados en nuestra partida? y el otro motivo, es que podamos morir sin ningún tipo de dolor.

Me encanta hablar de la muerte ya que nadie se puede escapar de ella aunque este cubierto de dinero, casas, carros , amigos, mujeres o de la trágica miseria, ella es lo único común con lo que contamos todos los seres humanos.

Un año menos… eso es lo que celebramos cada vez que el calendario cambia su cifra, siempre nos engañamos con un nuevo año y no es así, es un año que muere y con él los recuerdos, las malas acciones y las metas cumplidas. La gran incógnita que nos viene, es que nos reparará el nuevo día y es una pregunta tan absurda cómo si nunca hubiéramos vivido, esto pasa por la falta de responsabilidad frente a la vida, hemos dejado la mayoría de nuestra existencia en manos de un tal destino que termina haciendo con nosotros lo que le da la gana, ya que no somos capaces de darle un parado a quienes nos pretenden controlar la vida.

Un año menos , es lo que nos espera después del abrazo de media noche, y ahí comienza una vida que morirá después de la lucha del sol con la luna, es hora de pensar más en nuestra acciones frente al nuevo día , ese día que nos proporcionará el derecho a luchar por nuestra libertad, en forjar un presente lleno de tranquilidad donde el bien predomine frente al mal.

Lo que nos viene no es nada malo, ya que él presente es una oportunidad más, donde podremos desechar las malas amistades, los malos negocios, descartar las ideologías que nos contaminan, los políticos que nos enferman con sus promesas y los familiares que no nos dejan avanzar. Olvidemos los años muertos y reconstruyamos nuestras vidas donde la libertad esta presente con sus beneficios y la muertes con sus precauciones , no sigamos esperando por los demás , los años se van y no te esperan aunque te aferres a ellos.

Un año menos y eso lo debemos de agradecer porque con él se van los dolores, las angustias y las desilusiones, brindemos por los días que vienen, que, si los sabes aprovechar se convertirán en otro años más donde la muerte nos premiará con otra oportunidad.

No sigamos flagelándonos con un presente que pronto se volverá en pasado, empecemos a construir nuestro futuro cercano, ese futuro que podremos palpar, esos momentos que se harán realidad en cuestión de horas, hablo de realizar nuestros sueños ahora, sin esperar a nadie, es así como cambiaremos nuestras vidas si amamos la libertad y estamos conscientes de nuestras compañera la muerte, porque es ella la que al final nos esperará con sus brazos abiertos.

No perdamos el derecho a vivir, esto lo refuerzo con el pensamiento de Baruch Spinoza. “Por derecho e institución de la naturaleza no entiendo otra cosa que las reglas de la naturaleza de cada individuo, según las cuales concebimos que cada ser está naturalmente determinado a existir y a obrar de una forma precisa.

Los años pasan, pero las experiencias quedan, hagamos de ellas un castillo en donde podamos vivir cómodos.

Written by

Solo intenta ser feliz,porque la vida es dura y poco dura -Poeta y Escritor-Defensor de la Isonomia - Nací para morir libre y vivire para luchar por lograrlo.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store